Ese, el que te robó lo que amabas

Ese el que te robó la sonrisa, quién en un principio hizo de todo por verte sonreír para luego destruírtela con la más cruel mentira: haberte dicho que te quería.
Recuerda que quién te quiere no te lastima…
Y él lo hizo con mentiras, con traiciones,
ese hijo de puta que te hirió, que tomó lo mejor de ti y luego huyó cómo lo hacen los cobardes.
Ese hijo de puta no te merece…

No merece tus lágrimas, no merece que en las noches no duermas por pedirle al cielo que regrese.
No mereces cosas a medias, no mereces que a veces sí o a veces no te quieran.
No mereces la mediocridad de amor que él te daba.
Dime que tanto daño te hizo, que hizo para volverse especial; dime de que tanto se aprovechó ese oportunista.

Ese hijo de puta no merece nada.
No merece tus miradas
no merece tus suspiros, no después de todo el daño que te hizo.
No detengas tu vida porque se fue, no te lamentes de no haber hecho algo bien…

¿Qué te detiene a dejarlo ir?

Ya no veas sus fotos
no revises sus estados
no preguntes a sus amigos
no te hagas más daño.

No le dediques noches de desvelo,
olvida su perfume, deja que se evapore…
Recuerda que se ausentaba por días
no te llamaba ni te buscaba
que más pruebas quieres para darte cuenta que no te amaba.
Date el tiempo de superarlo, deja que se borren de tu piel sus caricias, esas que una vez te hicieron sentir viva…

Deja que cicatricen las heridas.

No sigas siendo la tonta que lo ama,
deja ir sus mañas…
No le des el poder para hacer de ti lo que se le da la gana.
Eres más fuerte de lo que tú crees así que déjalo que se vaya, no sólo en presencia…
Deja de deshabite tu alma.
Créeme que no va a arrepentirse,
los hombres cómo él no sienten.

Si quieres llorar, llora… adelante
deja que todo salga.
Deja a ese hijo de puta que se vaya…
de tu casa y
de tu alma.

No te reproches nada
tu no fuiste la del problema,
el asunto fue que ese
no supo quererte.
Promete que vas a olvidarlo
debes dejarlo atrás si no, no vas a poder dar con quién en verdad te quiera amar, porque vas a traer el fantasma de ese cabrón.
No te destruyas más así corazón.

No lo idealices no te aferres a que era el amor de tu vida.
No más mi niña, no esperes tanto de un perdedor.
No malgastes más tus días.

Ese hijo de puta no te merece
ese hijo de puta no te ha amado,
Si fuese así no te hubiese dañado
cariño,
ya es momento de que empieces a olvidarlo.

Anuncios

“La pierdes.”

La pierdes cuando la conviertes en una opción
cuando ella te tiene como una prioridad.
Cuando le pides un tiempo,
y el tiempo para ella es oro a tu lado.

La pierdes cuando le haces grises los días,
ella que se convertiría en arcoíris por pintar
tu maldita tristeza.
La pierdes cada vez que le mientes.

La pierdes cada vez que la dejas
y se siente un poco vacía.
La pierdes cada vez que la usas.
Física o emocionalmente.
La pierdes cuando te alejas
y actúas como si no fuera nada cuando regresas.

La pierdes cuando le dices que se vaya
y luego te enfadas con ella.
La pierdes cuando ya no la llena de detalles
y le empiezas a regalar lágrimas.

La pierdes cuando le dices que la quieres,
pero no lo suficiente como para decirle para qué.
La pierdes cada vez que dices luchar juntos,
pero ella es la única que sigue en la guerra

La pierdes cuando le dices que la amas,
pero todo lo que dices es una contradicción de cómo actúas.
Cuando no respondes y ella se queda mirando su teléfono.

La pierdes cuando ella susurra adiós cuando todo lo que quiere es que le digas que se quede un rato más.
La pierdes porque no mereces a alguien como ella.
Porque, sólo será después de perderla,
que te darás cuenta de lo que tenías.
Pero para entonces ya será demasiado tarde.

Esperar vientos de cambio…

No me gusta sentirme así, no me gusta ser una persona conformista ni llegar al punto donde me estoy acercando a serlo, yo sé que no todo se puede tener en esta vida y no siempre como uno lo quiere, pero quiero tenerlo exactamente como lo deseo, por muy caprichoso que suene esto.

Tal vez esto solo nace del desespero de estar en la casa 3 días sin más que mirar al techo, tal vez mañana que haré algo nuevo me olvidaré que estoy sintiendo esto, pero creo que si alguna vez lo siento es porque algo me quiere decir, y mis instintos nunca fallan así que creo que debo escucharlos.

Junto al sentimiento de conformismo, va el miedo. El querer cambiar las cosas de una vez, de decir lo que quiero decir, de no quedarme callada y de luchar por la vida que quiero, aunque no me quejo, mi vida es muy buena, pero sí quisiera cambiar algunas cosas y creo que todos queremos.

El miedo para mí es el que me ha impedido hacer muchas cosas, y creo que no solo a mí, creo que es un sentimiento de muchos, así que lo voy a hacer escribiendo.

Muy poco me gusta meterme en la vida de las personas por consiguiente espero que no se metan en la mía, pero no siempre funciona así, estoy cansada de que me juzguen cuando no tienen el derecho para hacerlo y cuando sé que lo que estoy haciendo no daña a nadie, sé que a veces soy muy inconsciente con muchas cosas y que está bien escuchar a los demás, no pretendo ser perfecta, pero quiero rodearme de gente que me haga caer en cuenta de mis errores sin juzgarme o mejor, que cuando hago las cosas estén ahí y después no salgan en contra de mi cuando me apoyaron justo en ese momento y solo para quedar bien con el resto.

Sé que el chisme no es bueno y que muchas veces he caído en esto, pero no por esto juzgo al mundo, en cambio me gusta tener buena relación con todos porque sé que en algún momento de nuestras vidas las necesitaremos y desde siempre debemos procurar sembrar buenas relaciones, no soy partidaria de odiar a una persona porque mi amiga lo hace, no, me parece ridículo, pero uno siempre, lastimosamente, cae en esto, y no digo de odiar, pero sí de alejarse de personas por razones ridículas como estas.

(Predica, pero no aplica)

Me quiero rodear de gente nueva, pero ahí va el miedo, empezar de cero es muy difícil y más cuando uno está en una zona de confort, sé que puedo salir de ahí y estar con otras personas, pero también sé que eso sería un problema enorme y que entre menos problemas tenga, ahorita más que todo, mucho mejor, así que, Hola conformismo, bienvenido otra vez, gracias por no dejarme cambiar eso, pero nos falta un mes y de ti me despediré.

Amorosamente es donde más tengo miedo de decir que estoy conforme, y más en una situación como la mía, en donde no me puedo dar ese lujo, además si llegara a estar en ese punto, solo habría una solución y no estoy dispuesta a tirar todo a la borda porque sí, no me gusta pensar en eso por lo que dije anteriormente, pero no puedo evitar ponerlo acá, muchas veces me da muy duro la distancia, días como hoy quisiera que estuvieras acá simplemente para acostarnos, ver una película, dormir y no hacer nada, pero la vida no me lo permite y odio eso, pero por otra parte sé que para ti tampoco debe ser fácil, y que nos metimos en esto porque quisimos nadie nos obligó y espero mantener esto hasta que diga ya no más, pero con la certeza de que hicimos lo que pudimos y que lo intentamos.

No te voy a mentir a veces me cuesta cuando me dices que sales, y no porque no confié en ti, pero es muy difícil no pensar cosas y más sabiendo donde estás, aunque tú digas que eso es lo de menos; confió en ti, sí, pero a veces es muy difícil, vuelvo y lo digo. Esperar tanto para darte un beso, para mirarte a los ojos también me enfurece, pero sé que esto fue lo que decidí y como dije antes lo voy a llevar hasta el límite.

Y aquí va el conformismo, tu eres todo lo que siempre quise, y te tengo, por fin te tengo, pero mierda no en la situación que quería, nunca me lo imagine, entonces ­por qué me tengo que conformar con esto?, sabiendo que puedo tener otra persona que este conmigo 24/7, con la que no tenga que pasar por todo eso, mierda, mierda, mierda… Solo se me ocurre decir que es por amor, y porque no quiero a nadie más que a ti , o tal vez por capricho, pero realmente espero que sea por amor y sí es por eso muchos dirán que tendría que estar segura, pues no, porque como ya es de conocimiento público no tengo la menor idea lo que me haces sentir. Seré fuerte, lo sé, no voy a acabar con esto, porque te amo y porque quiero sentir que por lo menos lo intenté, porque dejando todo lo malo atrás, me haces feliz y de alguna u otra manera encuentras la forma para que  me olvide de todo lo que llevo pensando en el día y que me saques una sonrisa, y estoy segura que cada minuto que pueda pasar contigo lo aprovechare al máximo, y que ya lo estoy haciendo, así sea por una pantalla. Ojalá como alguna vez te dije y como siempre anhelo, nos volvamos a encontrar en mejores circunstancias y podamos vivir juntos esto, realmente juntos.

Pero…aquí sigo, esperando hacer un mínimo cambio en lo que no me gusta y no llegar a ser algo que nunca he querido.

Fuerza, me lo repetiré todos los días.

…Y no darse cuenta que es uno el que tiene que soplar.

¿Qué es la distancia en el amor?

La distancia es no poder por las noches
besar tu desnudo cuerpo en la cama,
recorrer tu piel que me enamora
como si estuviera recubierta de chocolate,
no poder observar tus marrones ojos
mientras con tus dedos me acaricias
los brazos y después la espalda,
quiero notar como muerdes mis labios
cuando mi desnudo cuerpo balancea sobre el tuyo,
estoy harta de los kilómetros que nos separan,
de los minutos que no puedo estar contigo,
será decisión del jodido destino,
que en mi cama todas las noches no puedas estar
cuando mi mundo se desmorona al tus labios no probar,
quiero acostarme a tu lado,
pasando mis labios por tu cuello
escuchando tus gemidos a la par de los míos,
solo tengo un color de ropa,
que es tan oscura como mi alma,
el mundo es una mierda o al menos eso pienso,
por eso prefiero vivir en tu cama
arropada por tus sueños,
no soy melancólica ni depresiva, soy simplemente realista
el mundo no me saca una sonrisa
si en mis sábanas no estás.

1.jpg

“…”

Empiezo escribiendo esto sabiendo muy poco de lo que pasara, y es tal la duda que ni se cómo llamar esta entrada, no sé qué es lo que nos identifica, ni pienso en una frase que nos pueda resumir, así sea una mínima parte de todo lo que esté pasando entre nosotros, pero aun así me arriesgaré a ponerte en el papel o mejor aún en ponernos por si algún día logramos saber qué es lo que estamos haciendo.

Me quedo en blanco haciendo esto, tal vez es porque me he olvidado de escribir y perdí la costumbre o porque nunca había tenido tanto miedo de expresar lo que siento y de hacerte tan real – esto es lo más probable- como para que tengas un espacio en este lugar; creo que de las cosas más lejanas que vi y he sentido has sido tú, siempre habías estado ahí pero como un anhelo tal vez, o una locura, o un imposible, que se yo, jamás he sabido que has sido para mí, y por qué en este momento las palabras se están gastando en ti.

En todo lo que he escrito anteriormente siempre he tenido seguridad, aunque sea la más mínima de lo que estoy sintiendo y haciendo, pero ahora, no, y en parte me gusta porque es arriesgarme y sentir que no tengo el control de todo, así me encante tenerlo y por otra parte no me gusta y es precisamente por la misma razón, porque no me gusta ponerme en la situación de dejar algo a la deriva y menos a alguien como tú.

Al escribir esto se me escapa uno que otro suspiro y una que otra lagrima, y todavía no entiendo el por qué, ¿cómo hiciste para convertirte en la ilusión más grande que he tenido­? ¿cómo hiciste para meterte tan dentro de mi corazón que fueras imposible de borrar? Todavía no entiendo el poder que tienes sobre mí y de donde surgió, y al nombrarlo y al mostrártelo, sé que hago aún más fuerte ese poder, pero quiero hacerlo real, tal vez para así entenderlo.

Estas palabras, este sentimiento, estas dudas, todo eso juntado aquí, no es como cualquier otra cosa que haya escrito, aquí no te estoy dedicando a ti ninguna palabra bonita, ni estoy escribiendo de lo que hermoso que será lo que vayamos a vivir, o como lo he hecho, no te estoy escribiendo para decirte todo aquello que hiciste o que dejaste de hacer para explicarte porque la historia llego a su final, no. Esta vez es para hacer real algo que jamás pensé que fuera a serlo, para decirte a ti que, aunque ya lo sepas, lo que yo siento por ti no lo entiendo ni yo, para hacerme a la idea de que siempre habrá algo que no se pueda controlar, y en mi caso, eso siempre serás tú hasta el día que resuelva como hacerlo, para mostrarte, aunque ya lo hayas oído nombrar, el miedo absoluto por lo que estamos haciendo y lo que pasará, y para que entiendas, sepas, veas, comprendas – lo que quieras hacer con esto cuando lo leas- el cariño que te tengo, y no para que corras y te sientas presionado por lo impulsiva que puedo parecer al escribir esto, sino para que me sigas conociendo y en fin, que hagas lo quieras con esto. Me gustas.

Maybe it’s not about fixing what’s broken, but instead staring over and creating something better.

Creo que el tiempo es el mejor regalo que la vida nos ha dado, nos ayuda a superar cosas y con esto a crecer como personas, a darnos cuenta de cosas que nunca notábamos, y es el fiel testigo de cada una de las cosas que pasan en nuestras vidas.

Siempre nos preguntamos el por qué de cada cosa que nos sucede y el tiempo se encarga de que más adelante, la pregunta no sea esa, si no ¿por qué no? claro esta, si uno ha aprendido a ver el tiempo como un amigo, y no como un enemigo. Pero antes de aprender esto, uno tiene que pasar por lo peor, y ver el tiempo como un enemigo por que va cada vez más despacio y las cosas no tiene final, otras terminan muy rápido,etc, y así vamos por la vida intentando aprender a caminar de la mano con el tiempo y ver lo mejor de él. Y nunca realmente aprendemos…

Pero esto no es fácil. Mientras que uno aprende, tiene que ver lo peor, uno tiene que probarse a si mismo de que esta hecho día tras día,nos enfrentamos a nuestros más grandes miedos,a nuestras inseguridades, vemos el mundo caer una y otra vez, con el constante, ¿por qué a mi? ¿que hice para merecer esto? y después llegan días de mucha luz que por un momento nos hacen olvidarnos de todo, y nos sentimos orgullosos de ser la persona que esta viviendo esos momentos maravillosos, sin saber que en la gran mayoría nuestros días, épocas, momentos “malos”, son los que nos hacen ser quienes somos ahora, y nos muestran con quien realmente contamos, porque después de ver a la cara el miedo, la inseguridad, la injusticia, el odio,la tristeza y todos nuestros demonios, sacamos lo mejor de nosotros para enfrentar a toda costa el caernos aunque sintamos que estamos muy cerca a hacerlo.

Cada cosa que nos pasa es por algo y creo que eso todos lo sabemos, pero creo que no estamos lo suficientemente agradecidos con la vida, con nuestra vida, por lo que nos toco vivir. Después de haber tenido estas experiencias que nos obligan a comenzar de 0, es normal que empecemos con miedo, nadie sabe como vivir, aunque ya haya vivido, estamos prevenidos porque no queremos cometer los mismos errores, dar con la misma gente, sentir lo que sentimos, así que se convierte en algo doblemente difícil.
Poco a poco empezamos otra vez, haciendo lo imposible para que lo que paso no cambie todo lo bueno que tenemos y que no nos haga tener rencor hacia la vida que nos toco, las personas que conocimos y lo que vivimos, poco a poco lo intentamos sabiendo que seguimos siendo vulnerables a seguir cometiendo errores porque sabemos que seguimos siendo humanos, y que en nuestra naturaleza está el errar, pero ya no queremos cometer los errores de antes, porque de esos ya aprendimos, pero sabemos que cometeremos otros, para seguir aprendiendo lo que nos falta, para darnos cuenta que sin estos no estaríamos donde estamos, ni seriamos quienes somos. Porque sí, cambiamos, gracias a Dios cambiamos.

Con este miedo, uno empieza a vivir, pero lo más increíble es que el tiempo nos dio la oportunidad de empezar a vivir, y esta vez sabiendo ya quienes somos, de que estamos hechos y como llegamos hasta acá. Conocemos lugares, vivimos nuevas experiencias, sentimos cosas que jamás habíamos sentido, y claramente conocemos nuevas personas, cada una de ellas con su historia para contar, con sus tristezas, sus miedos, sus alegrías, su amor, todo, que gracias a la vida tuvimos que juntarnos con ellas para así aprender de cada una.

He conocido gente increíble -y he seguido de la mano con gente desde el principio estuvo ahí, y que aprendemos que sin ellos no seriamos nada, nuestra familia, especialmente mi mamá que estuvo, está y estará por siempre, y la única que siempre lo hará.-gente que jamás pensé en conocer y que gracias a la vida hoy estoy junto a ellas, me he dado cuenta que cada quien tiene su historia, y que constantemente esta tratando de pelear con todos sus miedos y problemas y que ellos no han tenido esa oportunidad única que yo tuve.
He conocido mujeres maravillosas, que aparecieron en mi vida para decirme que todavía hay personas buenas, y que aparecen como una esperanza en mi vida, de que no todo esta perdido, que tienen mucho amor para dar y me lo dan a mi sin esperar nada a cambio aunque realmente nadie sepa como amar, que dicen lo que piensan y que no tiene pelos en la lengua, que defienden lo que piensas, que luchan por sus sueños y por crear un mejor lugar, y lo mas importante que también han aprendido, durante el tiempo, a saber quienes son, y son completamente sinceras con esto, y a mí, me han mostrado la mejor persona que han podido ser, con todos sus problemas, inseguridades, felicidades y amor, que la hacen esa persona especial y que gracias a la vida me puede acompañar y me da la oportunidad también a mí de abrirme y ponerla en ese espacio del corazón en donde esta la gente especial, esa que llena nuestra vida de luz, y esa que llevamos en el corazón, por una razón y es por el cariño tan grande que le tenemos y la felicidad que nos produce tenerla en nuestra vida.

Y te conocí a ti, alguien con el que soñaba, ese alguien que siempre quise. Estas páginas han visto que mi experiencia en este tema nunca ha sido muy buena, y han sido testigo de grandes, pequeños, largos, fugaces, terribles, y hermosos amores que seria injusto que tu, el mejor amor -hasta ahora- no aparecieras acá.
He visto contigo que realmente todo lo que se necesita es amor, que la vida no es difícil cuando se tiene un amor sincero al lado, que no vale la pena complicarse la vida – cosa que siempre hacemos-, que siempre hay una esperanza en todo aún cuando uno ha sido un desastre en el amor pero está con la mayor disposición a hacer que eso cambie, he vivido contigo cosas que jamás había hecho, y de eso se trata la vida de encontrar personas que nos hagan vivir cosas nuevas, que nos hagan sentir cosas nuevas. A ti te debo el tener una nueva esperanza, aunque mis miedos aveces hacen de las suyas, tu te encargas de que me acuerde de la enseñanza mas grande que he tenido, y es que viva el presente, y tu, haces que viva cada minuto, y que sienta que soy la persona más feliz del planeta con cada beso, cada abrazo, cada te amo.
Contigo quiero crear nuevos recuerdos, nuevas aventuras, nuevos sentimientos, para ti quiero estar cada vez que me necesites, para que juntos podamos pasar todos esos pequeños obstáculos que nos pone la vida para medirnos, me dí cuenta, en muchas de mis reflexiones anteriores, que durante años le entregue cosas de mi a gente que jamás se lo mereció, pero ahora tu te encargas de que se sienta bien, entregarlo todo a alguien que sé que se lo merece porque tu lo haces conmigo.
Haces parte de mi nueva vida, y me siento feliz que nos hayamos podido conocer en este momento, porque sé que no pudo ser otro, porque este es el perfecto, y aunque me he vuelto mucho mas realista y sé que cada cosa tiene su fin, tu haces que no me preocupe por eso, si no por el día a día y por el infinito amor que te tengo, nunca lo olvides.

Hay cosas indescriptibles en la vida, el amor infinito es uno de ellos, el realmente ser feliz también, y muchas cosas más que si nos ponemos a nombrar a cada una de ellas, no terminamos, pero que claramente sentimos en toda nuestra vida.
El mayor que he sentido yo, es el estar verdaderamente agradecida con la vida, con el tiempo, porque me puso donde estoy, y me enseño quien puedo ser, y quien siempre fui pero lo había olvidado, todo se trata de hacer mejor las cosas y crear otras mucho mejores, de amar con más pasión y con menos dudas, de seguir creyendo que nuestra vida es la mejor y que no nos pudo tocar otra, de vivir cada segundo, y que en cada momento podamos valorar todo lo que hemos pasado, que podamos preguntarnos el ¿por qué no?, seamos felices, y veamos el tiempo como nuestro mejor amigo, quien fue el que nos puso aquí y nos hizo la mejor persona que hemos podido ser…

Te libero de mi.

Tomas mi mano suavemente, con esa ternura que te caracteriza, me miras con esos ojos tuyos que lo dicen todo sin decir una sola palabra, tocas mi cabello con ese toque suave de tus dedos que se vuelve caricia al justo toque de mi piel, guardas silencio, como sueles hacerlo cuando te faltan las palabras exactas para decir lo que necesito saber, esbozas un leve gesto, con los labios apretados, como lo haces siempre que algo te aflige, suspiras… sé muy bien porque suspiras

Lo percibo en tu mirada, nunca has sabido mentir, me quieres, de eso no tengo la menor duda, pero de querer a amar, hay una distancia abismal, has luchado por muchos meses por conseguirlo , puedo reconocer tu esfuerzo en las caricias, en los detalles, te has aferrado a la idea de un amor que a final de cuentas no has conseguido sentir, incluso estas dudando de la decisión que estas a punto de tomar, de alguna forma sabes que todo este amor que te tengo, no lo encontraras tan fácilmente en nadie más, tienes miedo también de mi fragilidad, de lo mucho que me costara recuperarme de una herida así.

¿Sabes? yo también tengo mis secretos, he de confesar que yo también te he mentido, que conscientemente he dejado que me mientas, desde hace tiempo he asumido tu falta de amor, aferrándome a tus buenas intenciones, esperando que un día como por arte de magia pudieras despertar amándome, necesitándome como lo hago yo; en el fondo sé qué mis ilusiones no bastan para mantener a flote una relación, que rema de un solo lado, reconozco también mi egoísmo que se ha validó de tu cobardía para dejar que te quedaras, me he conformado con besos fingidos, con sonrisas forzadas.

Es tiempo de decirlo, yo también me he cansado de fingir, al final las mentiras ya no me hacen feliz, todos merecemos un amor competo, que me corresponda naturalmente, sin ataduras ni prejuicios, me he cansado de los besos que saben a mentira, que besan sin fuerza, que no tienen alma, nos dejó libres, te libero de mí y me libero también, no digas nada, sigue tu camino sin culpa que a final de cuentas nunca estuvo en tus manos poder amarme.