“…”

Empiezo escribiendo esto sabiendo muy poco de lo que pasara, y es tal la duda que ni se cómo llamar esta entrada, no sé qué es lo que nos identifica, ni pienso en una frase que nos pueda resumir, así sea una mínima parte de todo lo que esté pasando entre nosotros, pero aun así me arriesgaré a ponerte en el papel o mejor aún en ponernos por si algún día logramos saber qué es lo que estamos haciendo.

Me quedo en blanco haciendo esto, tal vez es porque me he olvidado de escribir y perdí la costumbre o porque nunca había tenido tanto miedo de expresar lo que siento y de hacerte tan real – esto es lo más probable- como para que tengas un espacio en este lugar; creo que de las cosas más lejanas que vi y he sentido has sido tú, siempre habías estado ahí pero como un anhelo tal vez, o una locura, o un imposible, que se yo, jamás he sabido que has sido para mí, y por qué en este momento las palabras se están gastando en ti.

En todo lo que he escrito anteriormente siempre he tenido seguridad, aunque sea la más mínima de lo que estoy sintiendo y haciendo, pero ahora, no, y en parte me gusta porque es arriesgarme y sentir que no tengo el control de todo, así me encante tenerlo y por otra parte no me gusta y es precisamente por la misma razón, porque no me gusta ponerme en la situación de dejar algo a la deriva y menos a alguien como tú.

Al escribir esto se me escapa uno que otro suspiro y una que otra lagrima, y todavía no entiendo el por qué, ¿cómo hiciste para convertirte en la ilusión más grande que he tenido­? ¿cómo hiciste para meterte tan dentro de mi corazón que fueras imposible de borrar? Todavía no entiendo el poder que tienes sobre mí y de donde surgió, y al nombrarlo y al mostrártelo, sé que hago aún más fuerte ese poder, pero quiero hacerlo real, tal vez para así entenderlo.

Estas palabras, este sentimiento, estas dudas, todo eso juntado aquí, no es como cualquier otra cosa que haya escrito, aquí no te estoy dedicando a ti ninguna palabra bonita, ni estoy escribiendo de lo que hermoso que será lo que vayamos a vivir, o como lo he hecho, no te estoy escribiendo para decirte todo aquello que hiciste o que dejaste de hacer para explicarte porque la historia llego a su final, no. Esta vez es para hacer real algo que jamás pensé que fuera a serlo, para decirte a ti que, aunque ya lo sepas, lo que yo siento por ti no lo entiendo ni yo, para hacerme a la idea de que siempre habrá algo que no se pueda controlar, y en mi caso, eso siempre serás tú hasta el día que resuelva como hacerlo, para mostrarte, aunque ya lo hayas oído nombrar, el miedo absoluto por lo que estamos haciendo y lo que pasará, y para que entiendas, sepas, veas, comprendas – lo que quieras hacer con esto cuando lo leas- el cariño que te tengo, y no para que corras y te sientas presionado por lo impulsiva que puedo parecer al escribir esto, sino para que me sigas conociendo y en fin, que hagas lo quieras con esto. Me gustas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s